Duerme por ciclos, no por horas.

The hand under the blanket extends to the alarm clock in the morning, with light orange.

Muy seguramente habrás oído que hay que dormir 8 horas cada noche para reponer energía y sentirte activo.  Aunque es importante descansar suficientes horas, esto no quiere decir que cuanto más duermas mejor estarás. La hora perfecta para ir a la cama depende de cuándo tengas que despertar el día siguiente.

Es importante entender que el sueño en realidad es una estructura que se repite de forma ordenada a manera de ciclos y este a su vez esta conformado por fases las cuales toman alrededor de 90 a 110 minutos en completarse. A continuación te explicaremos 

Fase I – Etapa de adormecimiento

Esta primera fase de los ciclos del sueño dura unos diez minutos, y es la transición entre sueño y vigilia (estado consciente que se caracteriza por un alto nivel de actividad).

Por eso a veces podemos ser incluso conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor en este sueño. Por ejemplo, cuando nos dormimos ligeramente en el bus y despertamos al llegar a nuestra parada.

En esta etapa los músculos se relajan, pero a veces podemos tener la sensación de caer y despertar de repente.

Fase II – Sueño ligero

Es una etapa de sueño ligero pero con menor actividad muscular y cerebral que la anterior. Dura unos 45 minutos. En este periodo nuestro corazón late más lentamente y es más difícil despertarnos, pero aún así podemos tener ese sueño de caer por un precipicio y despertar de repente.

Fíjate en la hora cuando te suceda y verás si coincide con este período. Se debe a que en este lapso de tiempo se alternan fases de alta y baja actividad cerebral, por lo que es normal tener esos sueños y seguramente seguirás durmiendo tras ellos.

Fase III – Transición

Se trata de una etapa de transición, que dura sólo unos minutos. Si nos despertamos en este momento, es decir, aproximadamente una hora tras dormirnos, nos sentiremos confusos. 

Pasaríamos de unas ondas cerebrales de poca frecuencia, ondas delta, a las de la vigilia, que son todo lo contrario.

Fase IV – Sueño profundo

Con una duración de 18 minutos, esta es la etapa más importante entre los ciclos del sueño y clave para dormir bien. Es la del sueño más profundo y determinará la calidad del mismo.

Tras una hora y cuarto aproximadamente después de dormirte, entras en la fase del sueño reparador. Ten esto en cuenta si has de dormir durante un viaje largo. Puede ser muy útil para llegar en buenas condiciones a tu destino. En este momento es muy difícil despertarte, la presión arterial baja y también la frecuencia respiratoria.

Fase de sueño REM (Rapid Eye Movement)

Es la última fase del ciclo del sueño, que dura entre 15 y 30 minutos.

En esta etapa los ojos se mueven rápidamente por los párpados y existe una gran actividad cerebral, parecida a la que tenemos al estar despiertos. Sin embargo, nuestros músculos están bloqueados. 

En esta fase soñamos, tenemos pesadillas o también podemos captar información del exterior. Así que es fácil despertarnos. Si lo hacemos en esta fase no nos sentiremos confusos y, además, recordaremos nuestro sueño.

Como hemos mencionado, el ciclo del sueño dura alrededor de 90 minutos  dependiendo de la persona. Generalmente se repite unas 5 veces, por lo que el sueño total tendría unas 7 horas y media de duración. Esto no quiere decir que debas dormir siempre esa cantidad de tiempo.

En conclusión, es recomendable llevar a cabo 5 de estos ciclos al día. También incidimos en la importancia de realizar las fases III y IV del sueño ya que son las fases en donde tendremos un sueño profundo y que nos permiten tener un descanso reparador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
Instagram